¿Te imaginas que estás de fiesta y después de un intercambio de miradas, se te acercan y te preguntan seductoramente “cuál es tu tipo de sangre”? Esta escena aterradora,  que parece sacada de una película de miedo, más  que de una de las pelis de la Saga de Crespúsculo, puede suceder en un país como Japón, donde se cree que el tipo de sangre puede determinar tu carácter.

Esta creencia popular del país nipón surgió de un estudio realizado por el profesor universitario Takeji Furukawa en 1.927, el cuál analizaba la personalidad de las personas según el tipo de sangre. Esta polémica publicación caló tanto en la sociedad japonesa que en la actualidad se puede ver en las revistas de chicas horóscopos creados según el tipo de sangre.

Aunque no existe una evidencia científica y el sector científico japonés descarta la relación del tipo de sangre con la personalidad de los individuos, en la cultura japonesa en su vida social diaria es bastante normal asociar los tipos de sangre según la compatibilidad de las personas como por ejemplo para el amor o incluir en los currículos el tipo de sangre. Este arraigo tan curioso por la sangre seguramente los ha podido observar en alguna película japonesa, en el anime o en el manga.

 

No todos los tipos de sangres son iguales

A pesar que no existe evidencia de que nuestra sangre guarde relación con nuestra personalidad, sí es cierto que nos puede decir mucho de nuestro estado de salud y es de vital importancia para ayudar a muchas personas. ¿Conoces tú tipo de sangre? Te explicamos a continuación los diferentes tipos que existen según el sistema ABO de grupos sanguíneos.

Aunque toda la sangre está hecha de los mismos elementos básicos, no toda la sangre es igual. De hecho, hay ocho diferentes tipos de sangre común, que se determinan por la presencia o ausencia de ciertos antígenos – sustancias que pueden desencadenar una respuesta inmune si son extrañas al cuerpo. Debido a que algunos antígenos pueden desencadenar un sistema inmunológico del paciente para atacar a la sangre transfundida, transfusiones de sangre segura dependen de la sangría cuidadosa de la sangre y cruzamiento.

Grupo A:

Tiene sólo el antígeno en los glóbulos rojos (y el anticuerpo B en el plasma).

El A+ puede donar: A+ y AB+

El A+ puede recibir: de A± y O±

El A- puede donar: A± y AB±

El A- puede recibir de A- y O-

Grupo B:

Sólo tiene el antígeno B en los glóbulos rojos (y un anticuerpo en el plasma).

El B+ puede donar: B+ y AB+
El B+ puede recibir: B± y O±

El B- puede donar a B± y AB±
El B- puede recibir de B- y O-

El grupo AB:

Tiene antígenos A y B en los glóbulos rojos (pero ni el anticuerpo A ni el B en el plasma)

El AB+  puede donar: AB+

El AB+ puede recibir: receptor universal.

El AB- puede donar: AB±

El AB- puede recibir: A-, B-, AB- y O-

El grupo O:

No tiene antígenos A ni B en los glóbulos rojos (pero los anticuerpos A y B están en el plasma)

El O+ puede donar: A+, B+, AB+ y O+
El O+ puede recibir:O±

El O- puede donar: Donante universal
El O- puede recibir: O-

 

¿Por qué son importantes los tipos de sangre?

Porque los bancos de sangre deben tener de los diferentes tipos para que las transfusiones de sangre sean compatibles con el receptor, por tanto no importa tu tipo de sangre, da igual como seas, lo importante es que haces falta. ¡Haz la diferencia!

Pin It on Pinterest

Share This